Día Mundial del Glaucoma

El glaucoma es la segunda causa común de ceguera y 4,5 millones de personas lo padecen en la actualidad con proyecciones de 11 millones de afectados para el 2020, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). El Día Mundial del Glaucoma, observado hoy, tiene el propósito de llamar la atención sobre este grupo de enfermedades oculares progresivas y la importancia de su detección temprana.

¿Qué es el Glaucoma?

El glaucoma es una enfermedad de los ojos que se caracteriza generalmente por el aumento patológico de la presión intraocular, por falta de drenaje del humor acuoso y tiene como condición final común una neuropatía óptica que se caracteriza por la pérdida progresiva de las fibras nerviosas del nervio óptico y cambios en su aspecto. Existen varios tipos de glaucoma, cada uno de los cuales tiene un origen y una evolución diferentes. La mayor parte de los casos corresponde al llamado glaucoma crónico simple (glaucoma de ángulo abierto).

Clasificaciones.

  • Glaucoma de ángulo cerrado. Existe una disminución del ángulo iridocorneal, el cual está formado por la raíz del iris y la córnea. Suele cursar de forma aguda, con elevación brusca de la presión intraocular, dolor intenso, disminución de la agudeza visual, visión de halos alrededor de las luces, enrojecimiento del ojo (ojo rojo), dilatación de la pupila (midriasis), náuseas y vómitos. Esto ocurre frecuentemente cuando la pupila se dilata, lo cual provoca en las personas con un ángulo iridocorneal cerrado un bloqueo de la red trabecular por parte de la zona exterior del iris. Esta situación requiere un tratamiento urgente e inmediato.
  • Glaucoma de ángulo abierto. El ángulo iridocorneal es normal. La evolución es lenta, no existen síntomas aparentes pero se deteriora progresivamente la visión, por lo que se le ha llamado «el ladrón de la vista».

Orígenes.

Primario. Si no existe otra enfermedad que lo cause. Dentro de este apartado se incluye el glaucoma crónico simple, que es la forma más frecuente de la enfermedad. Secundario. Cuando existe otra enfermedad que lo origina. Dentro de este apartado se incluyen los siguientes:
  • Neovascular, por formación de nuevos vasos en el iris.
  • Facolítico, por una catarata de larga evolución y duración.
  • Pseudoexfoliativo.
  • Glaucoma de células fantasma, por una hemorragia vítrea.
  • Inflamatorio, causado por un proceso inflamatorio en el interior del ojo.
  • Glaucoma postoperatorio.
  • Traumático. Tras un traumatismo sobre el ojo puede producirse una hemorragia en la cámara anterior o hipema que desencadena una hipertensión ocular por bloqueo en la reabsorción del humor acuoso en la red trabecular.
  • Lenticular, causado por mala posición del cristalino.
  • Glaucoma cortisónico, causado por el empleo terapéutico prolongado de cortisona o derivados.
El Glaucoma puede ser congénito, aparecer en la edad infantil o juvenil o desarrollarse en la vida adulta. En los centros médicos de Clínica Las Mercedes, nuestros especialistas le ayudarán a reducir la presión ocular, le recetarán los fármacos para disminuir la producción de humor acuoso o incrementar su velocidad de absorción si su caso lo requiere, así como colirios o bloqueadores, todo según el criterio del médico. Fuente: www.wikipedia.com Clínica Las Mercedes “Su Salud y Bienestar Garantizados”Leave a reply